jhony

jhony
shantayo

traductor

agosto 07, 2014



6

Solo sé que desperté aquel día
Y entendí que nada sería igual
Perdido y con una memoria vacía
Pelado y con la barba sin rasurar
……
Con suero y drogas por las venas
Tendido en una camilla de hospital
Con esa luz quemando mis pupilas
Preferí el sueño que ponerme a pensar
……
Era una madrugada de calle desierta
De veloces carros que silbaban al pasar
La muerte no se detiene solo se los lleva
Abre su puerta y espera allí sin preguntar
……
Descalzo y cubierto con una blanca bata
Llegue a la salida y solo pude dar dos pasos
Me sentía cansado y quería regresar a mi casa
Pero me detuvo el frio congelando mis huesos
……

Caí de espaldas como un árbol seco
Y otra vez esa la luz que me ciega
¿Dónde estoy?, ¡Este no es mi cuarto!
¿Por qué me duele tanto la cabeza?
……

Shantayo

3 comentarios:

María dijo...

Tiene que ser una sensación terrible sentir ese dolor de cabeza, y la memoria perdida, entre suero y drogas por las venas, como una oscuridad que te hace sentir casi las puertas de la muerte.

Con tu texto he intentado meterme dentro del personaje, y buf, me entran escalofríos.

Me ha encantado.

Un beso.

Gladys dijo...

Que fuerte pero hay situaciones peores que la propia muerte, eres muy bueno escribiendo siempre te lo digo, tienes la virtud de hacer que el lector se meta en el personaje, buenísimo.

Un abran abrazo amigo feliz fin de semana.

Susana Jiménez dijo...

La muerte no se detiene... ella asecha... ronda y no se le engaña.
Llegué a través de un blog amigo, estaré leyéndote.
Saludos